Tamara Łempicka, artista donde las haya.

"La artista construyó una imagen emancipada, desinhibida y libre con personajes femeninos adelantados a su tiempo, a menudo inspirados en las muchas amantes que tuvo"

Tamara Łempicka fue una pintora polaca que destacó por la belleza de sus retratos femeninos de estilo art decó, un movimiento de diseño popular a partir de 1920 hasta 1939.

Desde los 13 años, después de un viaje a Italia donde entró en contacto con el arte renacentista, Łempicka  pintó obras de temas muy diversos, desde retratos, desnudos, bocetos de partes del cuerpo hasta pintura religiosa o bodegones.

Durante toda su carrera artística siguió distintos estilos si bien el art decó fue el predominante. Aun así, retrató muchas mujeres siguiendo un estilo cubista.

Se casó a los 18 con Tadeusz Łempicki, un abogado polaco y tuvieron una hija llamada Kizzete a quien retrataría en diversas ocasiones. Se mudó a Francia sin su marido ya que éste fue encarcelado tras la Revolución de octubre. Allí se hizo un hueco en el mundo de la pintura.
En 1929 se divorcia para casarse con el húngaro Raoul Kuffner de Diószegh. Łempicka no oculta su bisexualidad y tiene amantes con celebridades de la época, tanto hombre como mujeres. Beverly Hills fue una habitual de los estudios de cine, visitaba a actores y actrices y frecuentó ese mundo gracias a su “elegancia innata”.

Destacan cuadros como:
Retrato de Madame Ira Perrot (1931-32)



Mujer con paloma (1931)

La bufanda azul (1930)

En 1941 Kizette escapa de París, bajo ocupación nazi, y se va a vivir con su madre. En 1960, Tamara cambia de estilo, pasándose al abstraccionismo.
El 18 de marzo de 1980, Tamara de Łempicka muere en México. Su hija Kizette, complaciendo el sueño de la artista polaca, subió a un helicóptero y arrojó las cenizas de Tamara en el cráter del volcán Popocatépetl.





Comentarios

Entradas populares